EL DIABLO VIEJO

Una vez, mi nietecita Andrea, me preguntó algo intrigada:
_Abuelito. ¿por qué tú sabes todo...?
Yo le contesté: _Porque sabe más el diablo por viejo, que por diablo...
Al ver que arrugó la frente en señal de no entender, le expliqué más a fondo:
_A ver: ¿quién sabe más, tú o tu primo Rafael?
_Rafita...
_¿Por qué?
_Porque es mayor que yo.
_¿Y quién sabe más: Cristy o Rafita?
_Cristy.
_¿Por qué?
_Porque es mayor que Rafita.
_¿Y quién es el más viejo de todos los que conoces?
_ Tu, abuelito...
_Y por qué sé más que todos?
Y asintiendo con la cabeza, me contestó con una sonrisa en señal de haber entendido:
_Porque eres el más viejo...

_Efectivamente, soy un diablo viejo... Por eso: Sabe más el diablo por viejo, que por diablo.