CURAR EL ESTREÑIMIENTO

Uno de los hábitos sanos que todos deberíamos practicar, es el tomar nuestros alimentos tres veces al día y no comer golosinas, no beber refrescos entre comidas; así, alimentándonos en horas fijas, lograríamos ir al sanitario una vez al día y en horario fijo. Cada 24 horas, es lo ideal pero ¿qué sucede cuando una persona va cada tres días a evacuar el intestino? -pues lo que sucede es que hay ahí el caso de un malestar llamado estreñimiento que no les permite expulsar a plenitud. El estreñimiento nos puede conducir a tener unos intestinos sucios que puede ser la causa principal de úlceras y hasta del temido cáncer de colon. Pero hay un estreñimiento extremo llamado “intestino perezoso”, que es cuando las personas tardan hasta una semana para ir al baño; pero, eso sí, sin dejar de comer regularmente. Está demás describir la incomodidad y peligros en que está viviendo quien padece de estos males.

Para combatir el estreñimiento es necesaria disciplina en lo que comemos. Hay que consumir verduras y frutas todos los días; beber jugos o tés en vez de refrescos gaseosos; mas cuando aun así se padece de este mal, hay que ayudar a nuestro organismo preparándonos un licuado que desde Sabinas Hidalgo nos dicta doña María del Refugio, una de las más fieles seguidoras de este blog de “Tradiciones y costumbres”.

1.- Un vaso con jugo de naranja.
2.- Una hoja de espinaca.
3.- Dos hojas de lechuga.
4.- Media papa cocida.
5.- Medio betabel cocido.
6.- Dos cucharadas de miel y agua al gusto.

MODO DE PREPARARLO:

Se licúan todos estos ingredientes y se toma en ayunas lunes, miércoles y viernes durante dos semanas. Luego, se deja de tomar durante un mes y se vuelve a preparar.

Como podemos ver, todos los ingredientes son naturales y disponemos de ellos en la despensa o en los mercados de frutas y verduras. Pero este no es un remedio de una sola aplicación. Es un hábito más que de por vida debemos practicar para erradicar por completo las molestias del estreñimiento. Unos hábitos alimenticios sanos, nos dan una vida larga y de calidad.

Damos las gracias a doña María del Refugio e invitamos a todos nuestros radioescuchas y lectores para que nos compartan sus nostalgias, dichos, leyendas y remedios tradicionales de su pueblo.